Traductores

Rebuscando en mi ordenador he encontrado esto (no recuerdo la fuente, si alguien la sabe por favor que nos la comunique🙂 )

Considera que el trabajo del traductor y del intérprete es una de las llamadas profesiones liberales más antiguas. El traductor y el intérprete son figuras que surgieron por la necesidad de comunicar entre personas de diferentes culturas. La preparación universitaria es relativamente reciente. ¿A dónde quiero llegar? Que si bien la licenciatura en traducción e interpretación es una óptima preparación, no es la única vía para llegar a ser traductor. Claro que si la tienes como base, pues miel sobre hojuelas.

Para ser traductor se necesitan pocas cosas, pero éstas han de poseerse casi al 100%: humildad, ganas de aprender, saber escuchar y, por supuesto, don de lenguas y de gentes y una muy buena cultura de fondo. Las dos primeras te llevan a la preparación, si eres una persona lo suficientemente inteligente como para darte cuenta de que hay que ponerlas en práctica continuamente. Saber escuchar porque no siempre lo que te digan te va a gustar, pero hay que sacarle el jugo, ver dónde está la lección (profesional y de vida). Todas son imprescindibles y se te falta una de ellas, nunca serás un gran traductor o intérprete.

A nivel práctico: lee mucho, escribe (aunque sólo lo vaya a leer el gato), haz resúmenes de todo lo que caiga en tus manos. Créate glosarios personales, pregúntate “¿cómo diría esto un francés, un inglés, un italiano?”. Intenta entrar en la forma mentis de las culturas de las que traduzcas. No se traducen sólo palabras, sino también conceptos, sentimientos, identidades culturales. Infórmate de lo que pasa en el mundo: hazte una buena cultura humanística, pero sin descuidar aspectos políticos, científicos, etc. Cuando entres en internet en las listas y en los foros de traducción, no tengas prisa por hablar enseguida: escucha y lee bien lo que la gente dice. No tengas prisa en hacerte una opinión de todo enseguida. Reflexiona y ejercita tu espíritu crítico. El traductor no deja nunca de aprender, de crecer, de mejorar. Es como un buen vino. El traductor, en un cierto sentido, es un artista: y el talento no te la da una escuela. La escuela lo que hace es sacar al diamante de la piedra. Por eso la escuela es tan útil y necesaria. Si no puedes hacer la licenciatura, hay otras soluciones (si tienes el problema de la distancia). Seguro que informándote das con lo que te viene bien e interesa.

Así que ánimo, manos a la obra. Te aconsejo que no tengas prisa y que te tomes cada día como un cursillo de formación… siempre que seas activa y que tengas ojos y orejas bien abiertos. El traductor nace, pero también se hace.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: