Casa Árabe

Son ya varios los meses que esta institución lleva ejerciendo y abriéndose camino. Con sedes en Madrid y Córdoba, la Casa Árabe pretende ser un punto de encuentro y partida para todos aquellos que deseen conocer la lengua y cultura del Mundo Árabe. La Directora General de la Casa Árabe así define tal institución:

NACE CASA ÁRABE Y SU INSTITUTO INTERNACIONAL DE ESTUDIOS ÁRABES Y DEL MUNDO MUSULMÁN

El mundo árabe y musulmán ocupa en este principio del siglo XXI un lugar central en las relaciones internacionales y, según un diagnóstico ampliamente compartido, su futuro es vital para la estabilidad global. Se trata de una extensa región que representa una parte muy importante, cuantitativa como cualitativamente, de la humanidad y que acumula importantes valores, tanto simbólicos como geopolíticos y económicos.

Además de concentrar las principales fuentes energéticas mundiales, de gozar de una determinante situación estratégica entre tres continentes y de acoger en su territorio los grandes santos lugares que son referencia religiosa para miles de millones de habitantes del planeta, los países árabes y musulmanes cuentan con un riquísimo y muy diverso legado histórico, cultural y artístico, patrimonio de la humanidad.

En función de una serie de hechos y de su dilatada experiencia histórica, la región acumula muchos problemas que afectan a su desarrollo de conjunto mientras sufre, además, conflictos que, lejos de repercutir sólo en su propio contexto, alcanzan hoy a toda la comunidad internacional. Ello exige dedicar un interés particular a esta parte del mundo, tanto en términos políticos y económicos como sociales y culturales, a fin de contribuir a su desarrollo de manera estable y a la resolución de tales conflictos.

Europa y, en concreto, España están particularmente concernidas a este respecto, no sólo por los lazos históricos y la proximidad geográfica con el mundo árabe y musulmán, sino también por la urgencia de reforzar las relaciones mutuas, fomentar el conocimiento de sus respectivas sociedades y consolidar el respeto confesional y la estima cultural entre todas las partes. Lamentablemente, no se ha avanzado lo suficiente en este terreno. Los estereotipos, los prejuicios, los miedos y las sospechas han ido avanzando en los últimos años al calor de teorías como el choque de civilizaciones, de modo que las fracturas y desencuentros han ido abriéndose paso.

A España le corresponde, sin duda, desempeñar un papel de vanguardia dentro de Europa en la elaboración y aplicación de una política equilibrada y de estrecha cercanía al mundo árabe y musulmán, capaz de proveer factores de estabilidad y pacificación y de contribuir de modo determinante al acercamiento sociopolítico, cultural y religioso. España es, en el imaginario árabe y musulmán el país europeo de mayor credibilidad y simpatía tanto porque compartimos ese patrimonio común que es Al-Andalus como porque no tomó parte en la aventura colonial de los grandes imperios. Para España, el mundo árabe es un eje prioritario de su acción internacional. Por todo ello, la política exterior de España, a través de diversas iniciativas y propuestas, así como en los diversos marcos bilaterales y multilaterales, desempeña un papel muy activo en la consecución de los objetivos de estabilidad, pacificación y reencuentro cultural mutuo.

La diversidad y amplitud de la región árabe es todavía hoy una gran desconocida en nuestro país. Para corregir esa indeseable situación ha de producirse una toma de conciencia social de que el incremento de nuestra relación con el mundo árabe y musulmán es una apuesta que exige acciones y programas específicos que aseguren un conocimiento social mucho más profundo y genuino de cada país y del conjunto. Todo ello demanda que la sociedad española asuma la crucial importancia de esta región y para conseguirlo es precisa la participación de los poderes públicos, pero también de las empresas, el mundo universitario y académico, los medios de comunicación, las ONG…

Casa Árabe y su Instituto Internacional de Estudios Árabes y del Mundo Musulmán cuenta con dos sedes, en Madrid y Córdoba, y es un consorcio constituido el 6 de julio de 2006 por el Ministerio de Asuntos Exteriores y la Agencia Española de Cooperación Internacional, las Comunidades autónomas de Madrid y Andalucía y los Ayuntamientos de Madrid y Córdoba. Nace con la vocación de ser un activo instrumento que contribuya, desde las instituciones políticas y los medios económicos, culturales e intelectuales, a fortalecer y consolidar la relación polivalente con los países árabes y musulmanes y a desarrollarse como referente en el estudio y el conocimiento de la realidad y la historia de esos países. Asimismo, tiene voluntad de desempeñar un papel de doble difusor: en el ámbito europeo y occidental de las realidades árabes y musulmanas y viceversa. Todo ello en un marco de cooperación e interacción institucional con el objetivo de devenir puente de comunicación y relación entre las sociedades respectivas. Un espacio de mutuo conocimiento y reflexión compartida, un punto de encuentro.

Gema Martín Muñoz
Directora General de Casa Árabe

El enlace lleva ya tiempo colgado en Eutropelia, pero merecía al menos un artículo dedicado a esta organización que se está dinmizando cada vez más. La Universidad de Córdoba y la Casa Árabe han acordado también colaborar conjuntamente en cuanto a la investigación y estudio del Mundo Árabe así como de su lengua, problemas y principales retos.

ENLACE: Casa árabe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: